El Gobierno rebaja el IVA del arte

El anuncio de la bajada del IVA artístico fue una genuina sorpresa incluso para Alberto de Juan, embarcado como presidente del Consorcio de Galerías de España desde hace año y medio en una lucha por conseguir una reducción del gravamen. La portadora de las inesperadas noticias fue la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, quien comunicó al término del Consejo de Ministros de esta mañana que por decisión del Gobierno baja del 21% al 10% el impuesto que afecta a pintores, marchantes, fotógrafos, performers, galeristas y hasta a creadores de fallas. Era el caballo de batalla de mundo del arte en España. El cambio necesario —“vital”, decían— al que fiaban su mera supervivencia. Sus plegarias, equiparar la tasa de compraventa a los tipos imperantes en los países del entorno (en Alemania, un 7%; en Italia, un 10%; y en Bélgica, 6%), fueron por una vez atendidas.

Y pese a la cita de Santa Teresa preferida por Truman Capote (“más lágrimas se derraman por las plegarias atendidas que por las no atendidas”), el entusiasmo era general entre los galeristas. “Hemos dejado de ser los tontos de Europa, ahora podremos competir”, explicó Helga de Alvear a este diario. “Ni yo ni muchos colegas hemos asistido este año a ferias como la de París, Bruselas o Turín, porque no tenía sentido. Volveremos”, añadió Àlex Nogueras, de Nogueras Blanchard, con sede en Madrid y Barcelona. “Creo que se va a notar mucho en la próxima edición de ARCO, pese a la crisis. El ánimo es esencial, y los primeros en animarse van a ser los coleccionistas, tanto los que adquieren grandes obras a precios elevados como los pequeños compradores”, concluyó Carlos Urroz, director de la cita madrileña con el arte contemporáneo cuya proximidad (su celebración está prevista entre el 19 y el 23 de febrero) ha influido, a nadie se le escapa, en la elección de los tiempos para un anuncio que el Consorcio de Galerías y el resto de asociaciones contemplaron como un triunfo. La luz al final de un túnel de manifestaciones en el Reina Sofía, reuniones con representantes del ministerio de Cultura, de Presidencia y de Hacienda y finalmente una carta abierta al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, que se publicó en EL PAÍS en diciembre y que De Juan cree que fue definitiva.

“Han reconocido el error”, explica, “porque nos estaban inutilizando totalmente. Al arte nos afecta la subida del IVA más que a los demás sectores. Si suben la entrada del cine, nadie se va a coger un avión para ver las películas en París. Ahora, si a una obra de arte de 10.000 euros le subes el IVA provocarás que la gente se vaya al extranjero a comprarla”.

Pero como ninguna rebaja fiscal es inocente, la noticia dejó inmediatamente un rastro de perplejidad y cierta indignación en otros sectores culturales (que entonaron el tan español “¿qué hay de lo mío?”) y en las redes sociales, donde el debate derivó rápidamente: ¿se ha bajado solo el IVA cultural de los ricos? ¿no será todo esto un acto de privilegio a un medio cuyas transacciones implican mucho más dinero que, pongamos, la venta de una entrada de cine? Tanto Sáenz de Santamaría como fuentes del ministerio de Cultura afirmaron que este gesto será el primero de una serie destinada a reducir el IVA en el resto de las actividades culturales.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Madrid - Málaga - Barcelona resto del Mundo

                   Email: hola@rapsodiafilms.com

                   622552300 /  Francisco

                   675950584 /  María


Video de boda por Rapsodia Films
Video de boda por Rapsodia Films